El turismo de compras desciende en 2018, pero la eliminación de barreras al ‘tax free’ deja un balance positivo

Cuanto más se aleja un viajero de su país de origen, más dinero gasta en el destino. De ahí que una de las claves para aumentar el gasto per cápita sea atraer a turistas de larga distancia.

En esta carrera, el año 2018 marcó signo negativo en Europa lastrado por un contexto macroeconómico desfavorable para el shopping, que se saldó en España con una caída del 5% en los ingresos por compras de estos viajeros, según el informe “Claves 2018 y perspectivas 2019: conociendo el perfil y comportamiento del turista de largo recorrido”, elaborado por Global Blue, primer operador internacional de Tax Free, presentado junto a la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver.

El informe incorpora por primera vez la distribución de turistas de largo radio por países según su gasto y frecuencia de viaje. Sólo el 11% de los ingresos por compras de extracomunitarios que registra España proceden de los turistas de mayor poder adquisitivo, frente al 26% de Francia o el 21% de Reino Unido.

En el caso de nuestro país, casi nueve de cada diez de los turistas que recibimos (el 86% concretamente) responden al perfil de viajero poco frecuente. Si tenemos en cuenta que de este viajero se obtienen el 66,2% de los ingresos por compras, los datos evidencian que es necesario atraer a un perfil que aporte más valor para aumentar la sostenibilidad del modelo.

Este objetivo exige consolidarse como destino tanto entre los de mayor gasto (más de 40.000 euros en los últimos dos años) como entre los que más viajan (más de tres viajes en los últimos dos años). Esta minoría (elite + frecuente) representa el 33,8% de los ingresos por compras que recibe España, lo que demuestra la importancia de captar a estos perfiles de viajeros recurrente para conseguir una actividad turística inyectiva y sostenible.

Hoy por hoy, esta baja capacidad de atraer al turista recurrente explica que en una comparativa entre los principales mercados receptores europeos, España sea el país que registra el menor gasto medio por compras de viajeros extracomunitarios, con 955 euros, frente a los 2.100 de Reino Unido o los 2.125 de Francia.

Los datos de Global Blue evidencian que el perfil y poder adquisitivo de los turistas de largo radio está directamente relacionado con su nacionalidad. Si bien los principales países europeos receptores tienen en común su alta dependencia del mercado chino, el que más ingresos les deja, la diferencia la marca la segunda nacionalidad de compra.

De esta forma, UK recibe a un comprador premium como es el del Golfo Pérsico, que genera el 26% de las ventas, mientras que España recibe al argentino, que solo concentra el 7% del gasto y apenas trae turismo de élite, con un gasto medio en shopping de 607 euros, frente a los 2.465 euros que le deja el asiático.

Balance positivo de los primeros meses sin barreras al ‘tax free’

El informe también recoge los primeros resultados desde que entró en vigor la medida, promovida por la CEC, de la eliminación del importe mínimo para la devolución del IVA a los turistas extracomunitarios, que entró en vigor el pasado mes de julio.

Los resultados son reveladores y ofrece algunos datos interesantes; con la eliminación del importe mínimo, los pequeños comercios están empezando a vender artículos de menor importe a los turistas de fuera de la Unión Europea, observándose un mayor crecimiento en las ventas de menos de 90€ (cantidad en la que antes se fijaba el límite para poder solicitar la devolución del IVA) entre agosto de 2018 y enero de este año.

Otra consecuencia de la medida que ya se ha dejado sentir en estos primeros meses es el alza en las ventas a turistas en ciudades medianas y pequeñas, como Toledo, A Coruña, Granada o Zaragoza, así como la prevalencia en este segmento de la venta de ropa y equipamiento deportivo, seguido de perfumes y cosméticos.

Si quieres leer el informe completo de Global Blue, puedes hacerlo pinchando en este link.