Sindicatos y patronales piden al Gobierno que las empresas gestionen la formación

Plantean a Empleo que los patronos dispongan con libertad de los 1.778 millones destinados a cursos.
Noticia publicada en el diario La Razón

Los sindicatos y las patronales entregaron ayer al Ejecutivo un borrador conjunto alternativo para la negociación de la reforma de la Formación Profesional que solicita que sean las empresas las que decidan «la formación a realizar en función de sus necesidades». El documento, al que tuvo acceso LA RAZÓN y que fue remitido al Ministerio de Empleo, aboga por devolver el protagonismo a las empresas porque son las que financian el sistema mediante la cotización de la cuota de formación profesional –1.778 millones de euros previstos para 2014– mediante un «crédito-formación» que les retornaría el 100% de lo cotizado en el ejercicio anterior, con un importe mínimo para las micropymes con menos de seis trabajadores.

Con esta fórmula, las empresas tendrían acceso al importe total cotizado para formación en el ejercicio anterior para poder gastarlo sin límite y de acuerdo a sus necesidades, pudiendo gestionar directamente el «crédito-formación» o subcontratar los cursos a empresas externas especializadas debidamente acreditadas por la Administración.

Con los excedentes de los fondos que las empresas no apliquen en cada ejercicio, tanto las patronales CEOE como Cepyme, así como los sindicatos mayoritarios de clase CC OO y UGT, plantean crear un fondo global de formación que será gestionado de forma mutualizada por entidades que formarán los interlocutores sociales.

Esta propuesta conjunta responde a un primer borrador del Gobierno, presentado hace un mes, en el que se excluía a los sindicatos y a las organizaciones empresariales de la ejecución y la gestión de los cursos de formación, que pasaban a los centros privados, que se convertían «en juez y parte», según denunciaron entonces los interlocutores sociales. Asimismo, las patronales argumentaron que los centros de formación ya están suficientemente representados por la propia CEOE y Cepyme. Empleo contestará en un plazo de diez días a la nueva propuesta de los agentes sociales al borrador inicial del Ejecutivo, que desplazaba a patronal y sindicatos en el diseño y gestión de los cursos para trabajadores.

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, indicó ayer que son las empresas las que pagan «cada mes» la formación profesional y «por tanto quien tiene que decidir es quien paga, no va a decidir la Administración para que nos diga a nosotros qué cursos de formación tienen que hacer las empresas». El Gobierno considera que el actual modelo formativo no funciona y no responde a las necesidades del futuro. Actualmente, según el borrador que presentó el Ejecutivo, sólo el 35% de la población tiene un nivel formativo alto; el 23%, medio; y el 42% tiene un a cualificación baja.