“Siete deseos del comercio de proximidad para triunfar este año”, Manuel García-Izquierdo

La revista digital Retail Actual publica el artículo de opinión del presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, “Siete deseos del comercio de proximidad para triunfar este año”.

Tras casi una década de crisis económica que trajo consigo el derrumbe de la actividad comercial, nuestro comercio de proximidad encara el 2017 con el firme propósito de lograr una recuperación plena del consumo. Ante este gran reto, desde la Confederación Española de Comercio nos hemos propuesto definir los siete propósitos de Año Nuevo del pequeño y mediano comercio. Siete deseos de los que dependerá el futuro de un sector que, incluso en su peor momento, se mantuvo como la principal fuente de empleo estable de nuestro país.

Recuperación. Pese a que 2016 ha sido el primer año en el que ya no se habla de crisis económica, algunos subsectores comerciales no han presentado el crecimiento que muchos comerciantes quieren o necesitan. Al fin y al cabo, una mejora moderada en las ventas no basta para contrarrestar tantos años de nadar contracorriente, sacrificando recursos y bienes personales.

Dicho esto, la recuperación del comercio en su conjunto es un hecho tan deseado como incuestionable. Por ello, esperamos que 2017 sea el año en el que nuestro comercio, todo nuestro comercio, de el portazo definitivo a la crisis económica.

Estabilidad. La confianza del consumidor sufrió un auténtico desplome durante los diez meses en los que el país no tuvo Gobierno estable. Una noticia pésima para nuestro comercio ya que, sin confianza, no hay consumo. Afortunadamente, la conformación del nuevo Ejecutivo vino acompañado de la esperada recuperación de la confianza. Una mejora que, de afianzarse durante el 2017, permitirá a nuestro comercio dar un paso de gigante en su recuperación.

Diálogo. Consideramos imprescindible que la nueva legislatura se fundamente en el diálogo y la colaboración. A todos los niveles y con todos los agentes sociales y administraciones que deciden el futuro del comercio.

Equilibrio. Para que el sector se recupere y alcance todo su potencial, es necesario que se respete el papel de todos formatos comerciales, evitando monopolios y crecimientos insostenibles. En este sentido, esperamos que en 2017 se refuerce el equilibrio entre modelos de comercio, garantizando una oferta coherente y competitiva, planificada territorialmente y basada en la seguridad jurídica.

Alimentación. Estamos convencidos de que 2017 será el año de la distribución y el comercio gourmet. Un sector en auge, que ha demostrado ser capaz de reinventarse y crecer incluso en un contexto en el que el consumo se redujo a los productos más básicos e imprescindibles.

Digital. Este 2017 debe ser el año en el que las pymes y autónomos de comercio superemos, de una vez por todas, la brecha digital. Debemos aprovechar las inmensas posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías y dar el salto cualitativo que nos demanda la sociedad actual. Solo así podremos competir con el comercio exclusivamente electrónico y satisfacer las necesidades del nuevo cliente digital. Un cambio de paradigma enorme, pero en absoluto insuperable. Al fin y al cabo, si por algo se caracteriza nuestro comercio de proximidad es por su capacidad de adaptación y por su afán de superación.

Rebajas. Por último pero no menos importante, esperamos que este año el Gobierno de España impulse, junto a los agentes sociales, una profunda reflexión sobre el actual modelo de rebajas liberalizadas. Un modelo que diluye la finalidad de las mismas (que no es otra que el de ayudar a los comerciantes a vender su stock de temporada) y desorienta al consumidor, quien ya no sabe cuándo ni dónde encontrará rebajas. De hecho, la falta de control sobre la duración de las rebajas ha llegado hasta el punto que, este año, algunas marcas iniciaron sus descuentos en plena campaña de Navidad. Una decisión que obligó a muchos comercios a hacer lo mismo, aun a costa de reducir la facturación de sus ventas navideñas.