Retos a afrontar por los e-retailers

Publicado en InfoRetail

Los principales retos a los que tienen que hacer frente los e-retailers son acortar los plazos de entrega, reducir incidencias y mejorar el control de los pedidos, según el estudio ‘Tendencias en Logística eCommerce 2014 en España’, elaborado por Ernst & Young y Foro de Economía Digital, en colaboración con TNT, sobre una muestra de 4.500 tiendas online.

Entre otros datos, el documento refleja además que a la hora de seleccionar un proveedor de logística eCommerce, un 34% considera determinante los plazos de entrega; un 28% su modelo de trazabilidad y seguimiento; para el 7% es fundamental su capacidad internacional, mientras que sólo el 3% tiene en consideración los puntos de conveniencia como lugares de entrega. Mención aparte merece el precio, que sigue siguiendo aun el factor más determinante pero que la mayoría de los consultados entiende que ya ha logrado estar bastante igualado entre proveedores en los últimos años.

Otra de las tendencias que se desprende del informe es la creciente utilización de más de un proveedor logístico para obtener un servicio óptimo: el 76% considera ideal contar con entre dos y tres; un 22% optaría por centrarse en uno, mientras que solo el 3% piensa que lo mejor es trabajar con al menos cuatro operadores.

Uno de los puntos más calientes para este sector es el de la generación de incidencias logísticas, a pesar de que éstas reflejan unos porcentajes relativamente bajos. El 65% de las tiendas online tiene menos de un 3% de incidencias; el 26% tiene entre el 3 y el 8% de percances; el 9% entre un 8 y un 15% y ninguno de estos comercios registra más de un 15% de contratiempos logísticos. Por sectores, es el de alimentación el que más incidencias genera, a bastante distancia del resto, seguido del de moda. Sin embargo, a mayor volumen de facturación de estas tiendas, el porcentaje de dichas incidencias cae sustancialmente.

Por lo que respecta al futuro del sector, la mayor parte de las tiendas que operan a través de la red considera que su crecimiento vendrá determinado por el aumento de su gama de productos, seguido de proseguir con las ventas recurrentes y, por último, por la apertura de mercados internacionales. Más de un 60% de las tiendas online prevén ampliar su oferta o abrirse a nuevos mercados en un futuro cercano.

“La venta de productos online en España goza de buena salud y su recorrido es aún enorme. La tendencia es imparable y las empresas de comercio electrónico, independientemente de su tamaño, habrán de tener una estrategia eficaz si quieren competir y crecer en un mercado cada vez más global”. El sector, que crece a una tasa anual del 15%, es uno de los más dinámicos de la economía española y ha creado ya más de 2.000 puntos de recogida en toda España.