Nuevas tendencias en el consumo

Noticia publicada por InfoRetail

El 52% de los españoles reconoce que practica el ‘ROPO’, acrónimo de ‘Research online, purchase offline’, también conocido como ‘webrooming’; es decir, se informa sobre el producto que quiere comprar, lo compara, lee opiniones de otros usuarios por internet y finalmente se dirige a la tienda física a comprarlo.

Para Eduard Juanola, experto en psicología del consumidor y consultor de los Estudios de Psicología de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), “el consumidor cada vez se interesa más por recopilar información sobre las diferentes opciones de consumo a las que puede optar, obtener información detallada del producto, ahorrarse tiempo, tener una amplia variedad de productos y valorar según la opinión de otros clientes”.

“Esta tendencia es una forma de hacer el acto de comprar más eficiente, ya que previamente el usuario ha hecho un estudio y una comparativa detallada del producto y de dónde hacer la compra”, amplía Tània Caballé, consultora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC.

Por su parte, el 9% de los españoles afirma que practica el ‘showrooming’, consistente en informarse del producto en el comercio físico (visitar la tienda, probarse el producto y analizar su calidad) y finalmente pasar por caja pero en internet. “Para el comercio tradicional esta tendencia se puede convertir en un dolor de cabeza, ya que, por ejemplo, algunas tiendas en Estados Unidos han implantado tasas de entrada para aquellos que sólo miran y finalmente compran por internet”, sostiene Juanola.

Según el experto en psicología, “estamos ante un consumo multidimensional de compra, en el que el consumidor emplea a la vez diferentes canales, la visita presencial a la tienda y el proceso de compra virtual forman parte de una misma estrategia y experiencia, son dos canales que los consumidores, sobre todo los más jóvenes, están fusionando”.

Asimismo, Juanola considera que la tendencia al alza del comercio electrónico crecerá a medida que “los ‘millennials’ lleguen a la madurez en el consumo, porque la confianza en línea y la intención de compra de estos consumidores es muy alta”. Por su parte, Caballé añade que “a medida que la sociedad se digitalice y el comercio electrónico sea una forma como cualquier otra de comprar, al tiempo que la confianza en internet se generalice, fenómenos como el ‘ROPO’ y el ‘showrooming’ se incrementarán”.