Nueva norma de pagos PSD2: aplazamiento definitivo a diciembre de 2020

La Autoridad Bancaria Europea (EBA), tras recibir y escuchar a todos los implicados (comercios, bancos y medios de pago, entre otros), ha decidido ampliar en 15 meses el plazo para la completa implantación de la directiva de servicio de pagos conocida como PSD2 (Payment Service Directive).

De esta forma, el plazo para su completa aplicación, sobre todo para el pago online, se ha fijado para el 31 de diciembre de 2020.

Nueva norma de pagos #PSD2: aplazamiento definitivo a diciembre de 2020 Clic para tuitear

Según publica el diario Cinco Días, la EBA tenía previsto que esta normativa fuera operativa al 100% el 14 de septiembre de 2020, justo 12 meses después de que la directiva europea entrara en vigor.

Pero tras escuchar al sector financiero y a los comercios, este plazo se ha ampliado unos meses.

El objetivo de la EBA, y de varios bancos centrales entre los que se en cuenta el Banco de España, ha sido desde el principio que la aplicación de esta norma de pagos se implementara en toda Europa a la vez, dada su complejidad y la interconexión que existe en todo el mundo en las compras online.

Y con el plazo comunicado, la EBA pretende conseguir esta armonización en su completa puesta en marcha.

“No hay que olvidar que el 60% de las compras de los españoles en comercios electrónicos se realizan fuera de España”, recuerdan fuentes bancarias para justificar por qué sería lógico que todos los países europeos contasen con el mismo periodo.

¿En qué consiste?

Aunque la vigencia plena de la directiva PSD2 se ha fijado en diciembre de 2020, ésta ya lleva en marcha desde el pasado 14 de septiembre.

Una de las consecuencias más inmediatas de su entrada en vigor ha sido la implementación del sistema de autenticación reforzada del cliente (SCA), que tiene como objetivo principal proteger los servicios de pago online de peligros como el fraude, el robo de credenciales o transferencias inapropiadas de fondos.

La SCA requerirá un nivel más de autentificación para realizar pagos online.  Será obligatorio usar por lo menos dos de los tres siguientes:

  • Algo que posee el usuario, como su smartphone.
  • Algo que conoce el usuario como una contraseña.
  • Algo inherente al usuario como su huella digital por ejemplo.