Manuel García-Izquierdo rechaza la liberalización total de horarios comerciales

Nuestro presidente, Manuel García-Izquierdo, ha participado en el foro Ser Navarra con una conferencia titulada ‘El comercio-ciudad, imprescindible para el futuro’, en la que ha asegurado que en España “es tiempo de ser humildes para rectificar en aquello en lo que nos hayamos equivocado”.

En ese sentido, aunque se trate de un sector que debe estar regulado, ha censurado los planteamientos de liberalización total de horarios comerciales y de los periodos de rebajas o las peticiones para que no se tenga en cuenta la saturación comercial urbana.

Se suele afirmar que, cuando hay consumo, el comercio se autorregula, pero según García Izquierdo, en un contexto en el que el consumo esta “congelado”, la liberalización total de horarios sólo provoca “una redistribución de la escasa demanda existente de unos formatos comerciales a otros” y “casi siempre en detrimento del comercio de proximidad”.

Tras resaltar que en España se ha producido una bajada del 60 % de ventas en los comercios en los últimos siete años, García Izquierdo ha declarado que “el consumo ha frenado la caída pero no termina de despuntar”, aunque se ha mostrado optimista de cara a la próxima campaña de Navidad.

García Izquierdo, que ha considerado que hay “nuevas reglas del juego” y “nada va a volver a ser como antes”, ha destacado que ahora el consumidor atiende al precio en primer lugar y además es multicanal.

De hecho, ha indicado, en torno al 75 % de los consumidores emplean tanto el canal físico como el online y, de ellos, el 70 % realiza la compra final en la tienda física pero se informa previamente en internet.

“Es un cambio de paradigma y el comercio de proximidad no puede quedarse atrás”, ha señalado García Izquierdo, que ha abogado por impulsar un “profundo proceso de alfabetización digital” en el sector.

También ha apostado por la promoción en España del turismo de compra, que sin embargo “no puede pasar” por abrir más horas, más festivos o por la liberalización total de horarios.

De momento, ha explicado, las compras de turistas extranjeros en los comercios suponen un bajo porcentaje, en torno al 4 % de su gasto total, y los comerciantes “no vemos compensados los costes de una apertura excepcional en cuanto a horas y festivos”.

García Izquierdo ha mostrado su confianza en la formula del comercio-ciudad y ha subrayado que “algunos otros formatos ven en la proximidad una estrategia de venta coyuntural”, pero “para nosotros es nuestra razón de ser”.

Al respecto, el presidente de la CEC, quien ha valorado el “espléndido” comercio de proximidad existente en Pamplona, ha aseverado que la actividad comercial y el entorno urbano son “dos realidades estrechamente ligadas”.

El comercio “contribuye de manera definitiva a la sostenibilidad de las ciudades”, ha dicho García Izquierdo, que ha recordado que en los años noventa, cuando comenzaron a proliferar las grandes superficies, “todo el mundo se asustó”, pero después se ha comprobado que “todos los formatos comerciales son necesarios para el consumidor”.

El comercio de proximidad, ha apuntado, genera empleo local y sostenible, de carácter estable, que apuesta por la conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

Se trata, ha agregado, de un tipo de establecimiento que se puede considerar como “un vecino más interesado en la calidad de vida de nuestra comunidad”, que tributa en la localidad en la que se ubica y que de esta forma consigue “cerrar el círculo de crecimiento” económico.

Por ello, ha confiado en que el sector comercial español pueda tener acceso al crédito, porque “sería muy triste, después de estar nadando siete años y medio, ahora que llegamos a la orilla, que algún comercio tenga que cerrar” por falta de financiación.