Los productores, la industria de alimentación y bebidas, el comercio y la restauración señalan que la recuperación no puede verse frenada por nuevas subidas de impuestos

• La próxima reforma fiscal debe servir para estimular la actividad empresarial, la creación de empleo y el poder adquisitivo de los hogares.
• Un nuevo incremento del IVA puede poner en riesgo 170.000 empleos y truncar los primeros síntomas de la recuperación del consumo.
Nota de prensa conjunta de CEC, ANGED, ACES, ASEDAS, FIAB, AECOC, FEHR, FERHCAREM y Cooperativas Agroalimentarias.