Las ventas de abril confirman la ralentización del consumo

La ralentización del consumo es ya una realidad y así lo refleja mes a mes el Índice del Comercio Minorista.

Los datos de abril, publicados hoy por el INE, muestran un aumento en las ventas del 0,7%; un leve respiro que no alcanza, sin embargo, a los comercios unilocalizados, en los que el descenso ha sido del -0,1%.

El comercio de proximidad encadena así varios meses de descenso, que confirman una ralentización del consumo.

Las #ventas de abril confirman la ralentización del #consumo Clic para tuitear

Una contracción que puede empeorar a raíz de la inestabilidad política, que previsiblemente producirá de nuevo un descenso en la confianza de los consumidores, un factor de gran importancia que tiene su reflejo directo en las ventas.

Desde la Confederación Española de Comercio advertimos que el sector se está enfrentando a dificultades económicas sin precedentes.

La contracción del consumo, unida a la fuerte reducción de márgenes comerciales en los últimos años, está llevando al sector a una situación muy complicada que, de seguir así, podría llevar al cierre de miles de comercios.

El secretario general de la CEC, José Guerrero, afirma que “el pequeño y mediano comercio se encuentra en un punto de inflexión decisivo para su viabilidad futura. Por eso es vital llevar a cabo de manera urgente acciones concretas, tanto por parte del Gobierno Central como de las distintas administraciones autonómicas y locales”.

En juego, miles de empleos

La ralentización del crecimiento trae consigo la pérdida de empleo. En concreto, y aunque el conjunto del comercio minorista siguió creando empleo a un ritmo del 0,8%, en el caso del comercio de proximidad los puestos de trabajo disminuyeron un 0,2%.

De continuar esta tendencia, la Confederación estima que decenas de miles de empleos podrían verse afectados en los próximos 18 meses.