La venta ambulante ilegal afecta negativamente a las ventas del 55% de los comerciantes madrileños

La Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) ha realizado un estudio sobre el impacto de la venta ambulante ilegal en la ciudad de Madrid, motivado por la preocupación de los empresarios madrileños ante un fenómeno que se incrementado en los últimos años de forma preocupante, produciendo efectos negativos sobre la economía y sobre el empleo y generando también importantes problemas de índole social.

Así, el estudio de CEIM elaborado por Sigma Dos a población general, viandantes y comerciantes revela que el 25% de los madrileños ha comprado alguna vez en el top manta.

Los artículos más adquiridos son sobre todo bolsos (el 30,4%), ropa (el 24,5%), música (24,1%) y películas (el 21,8%), siendo en el 90% de los casos compras por impulso, motivadas por los precios bajos de los productos.

Las pérdidas de ventas del #comercio madrileño debido al #topmanta ascienden a 157 millones de euros Clic para tuitear

Sin embargo, en torno al 65% de los madrileños opina que la venta ambulante ilegal es un problema social importante, y que perjudica a la economía local así, a la imagen de Madrid y al orden y la seguridad en las calles.

Además, no están de acuerdo con la idea de que comprar en el top manta sea una buena obra o una forma de ayudar a quienes realizan este tipo de venta.

Asimismo, más de la mitad (52,1%) comparte la opinión de que para evitar la venta ambulante ilegal debería aumentarse la presencia policial.

Impacto sobre el comercio

Por su parte, en torno al 55% los comerciantes afectados directamente por el top manta afirma haber visto reducidas sus ventas, cerca del 65% considera que el problema ha empeorado en los dos últimos años y más del 80% se posiciona a favor de medidas que puedan facilitar la inserción laboral de los manteros, debiéndose también efectuar un mayor control de almacenes y aduanas para evitar la entrada de falsificaciones.

Asimismo, tras la extrapolación de los datos del estudio por Sigma Dos, se puede concluir que las pérdidas de ventas según las respuestas de los comerciantes ascenderían a los 157 millones de euros, y la pérdida de empleos sería de en torno a 1.406.

Para consultar el estudio al completo pincha aquí.