La tienda física, más que un lugar de compras

Publicado en Inforetail

Una tienda física distinta y más sofisticada y aprovechar al máximo las oportunidades que ofrecen las tecnologías móviles serán dos factores imprescindibles en la lucha por el nuevo consumidor, tal y como refleja el informe ‘Total Retail 2015’, elaborado por PwC a partir de entrevistas a 19.000 consumidores sobre sus preferencias y hábitos de compra.

El estudio concluye que las exigencias del nuevo comprador tendrán un impacto disruptivo en el sector de distribución y consumo y ya está obligando estas compañías a transformar sus modelos de negocios y sus estrategias de relación con los clientes.

La tienda física sigue teniendo peso pero ya no puede ser solo un lugar para la compra, según explican desde PwC. “Deberá sofisticarse con el objetivo de que el consumidor tenga una experiencia distinta”, añade el estudio.

La tienda física sigue siendo el principal punto de venta por tres razones: permite tocar y probar el producto –según el 60% de los encuestados-, la entrega es inmediata -53%- y se asegura acertar con la talla -33%. Y todavía sigue siendo la opción preferida por los consumidores: el 36% acude semanalmente a la tienda física, frente al 20% que compra online a través de su PC, el 11% desde su smartphone o el 10% desde su tablet.

Pero el comportamiento de los consumidores se está complicando. El 68% de los encuestados asegura haber utilizado -eso sí, en alguna ocasión- la tienda física como una forma de ver, conocer y probar los productos para, luego, realizar la compra online -del webrooming al showrooming-.

“Por tanto, su formato deberá evolucionar hacia un nuevo modelo de tienda física más sofisticada y personalizada, como punto de encuentro de la compra online/offline y un lugar donde el consumidor pueda vivir una experiencia diferencial”, señalan desde la consultora.