La mayoría del comercio espera unas rebajas “aceptables”