La confianza del consumidor se resiente, y alcanza su nivel más bajo desde febrero de 2017

El Indicador mensual de Confianza del Consumidor (ICC) del mes de mayo publicado por el Centro de Investigaciones Sociológicas se sitúa en 97,7 puntos, 2,2 puntos por debajo del dato del mes anterior.

Este descenso del ICC se debe a la caída de 1,4 puntos en valoración de la situación actual y en mayor medida al descenso de 3,1 puntos en las expectativas.

En relación al mes de mayo del pasado año la evolución es negativa y afecta a todos sus componentes.

La #confianza del #consumidor se resiente, y alcanza su nivel más bajo desde febrero de 2017 Clic para tuitear

El ICC pierde desde mayo del pasado año 7,7 puntos, con un descenso en términos absolutos para la valoración de la situación actual de -7,3 puntos, mientras que las expectativas ofrecen una caída muy similar de -8 puntos.

En términos porcentuales el perfil de la evolución registrada es muy similar: el ICC pierde un 7,8% como resultado de un descenso del 8,1% en la valoración de la situación actual y del 7,6% en las expectativas.

El índice de valoración de la situación actual alcanza en mayo los 91,3 puntos, con un descenso de 1,4 puntos en relación al obtenido el pasado mes de abril.

Esta evolución del índice es el resultado de un comportamiento negativo de la valoración de la evolución general de la economía, que pierde en este mes 2,7 puntos, y del mercado de trabajo que retrocede 3,9 puntos en su valoración.

La percepción de la situación de los hogares presenta una evolución positiva con un avance de 2,4 puntos en los últimos treinta días.

Por otro lado, el índice de expectativas llega en este mes a los 104,1 puntos, un descenso de 3,1 puntos, 2,9 en porcentaje, respecto al mes precedente.

La evolución de sus tres componentes es negativa: así, las expectativas respecto a la situación futura de la economía y las relativas al mercado de trabajo ofrecen los mayores descensos, -4,3 puntos y -3,7 puntos respectivamente, mientras que descienden de forma más moderada las expectativas respecto a la evolución de los hogares, -1,2 puntos.

La evolución de las expectativas en relación a los precios, tipos de interés, las posibilidades de ahorro de los hogares y la compra de bienes duraderos muestra un desarrollo coherente con las pautas y los datos comentados hasta ahora sobre el ICC.

En términos mensuales, se observa un descenso en las expectativas de consumo (-2,2 puntos) y de ahorro (-4 puntos). Junto a esto, se siguen incrementando en 3,6 puntos los temores de inflación y hasta 5 puntos las fuertes expectativas sobre un futuro aumento de los tipos de interés.

Situación económica

En lo que respecta a la situación económica de España, sube el porcentaje de entrevistados que consideran que actualmente es peor que hace seis meses (35,8% frente al 35,4% de abril).

De cara al próximo semestre, el número de personas que opinan que la situación económica mejorará es del 34,9% superando al número de entrevistados que piensan que la situación económica empeorará en los próximos meses 30,0%.

Precios

El número de consumidores que creen que los precios crecerán en este año más que en el último sube en este mes (70,5% frente al 67,5% de abril).

Por su parte, baja el número de encuestados (34,6% frente al 36,8% de abril) que se inclinan a pensar que los tipos de interés se mantendrán.

Hogares

En cuanto a la valoración sobre la situación económica de los hogares, sube el número de entrevistados que afirman llegar justos a fin de mes (44,3%) y baja el de entrevistados que ahorra un poco de dinero a fin de mes (33,3%) respecto al mes anterior.

En cuanto a las expectativas de ahorro durante el próximo año, baja el porcentaje de los entrevistados que se inclinan a pensar que se mantendrán iguales (59,5% frente al 59,9% de abril).

Mercado laboral

En lo relativo al mercado laboral, el porcentaje de encuestados que consideran que la situación en España para encontrar trabajo ha empeorado en los últimos seis meses (33,4%) es inferior al porcentaje de encuestados que opinan que la situación no ha variado (37,5%).

De cara al futuro, el número de entrevistados que opinan que la evolución futura del mercado laboral será peor dentro de seis meses (33,3%) es inferior al porcentaje de encuestados que opinan que la evolución futura será mejor (35,4%).

En un comunicado hecho público por la CEC la pasada semana, ya advertíamos de que la confianza del consumidor podía descender de nuevo debido a la inestabilidad política, produciendo un inevitable reflejo en las ventas del comercio minorista.