La CEC prevé que las rebajas sean breves e intensas, con un aumento en las ventas del 2%

Las rebajas de verano destacarán por su brevedad e intensidad durante los primeros diez días de julio, por el adelanto que ha llevado a cabo parte del sector y por un incremento en las ventas respecto a la campaña del año pasado del 2% que, en determinadas regiones, podría alcanzar el 5% gracias a la climatología favorable y el impulso del turismo, según ha anunciado este miércoles la Confederación Española de Comercio (CEC).

Por lo que se refiere a su duración, las rebajas se concentrarán en los diez primeros días de julio, con descuentos iniciales de hasta el 50%. Así mismo, los subsectores que realizarán más ventas serán el textil, el calzado y los complementos, seguido del equipamiento de hogar, la electrónica y las nuevas tecnologías.

Pese al creciente número de cadenas comerciales que optan por anticipar su campaña varios días o incluso semanas, la mayor parte del comercio de proximidad esperará al tradicional 1 de julio, si bien la CEC reconoce que la inestabilidad de la temporada primavera-verano y el comportamiento de los grandes operadores “está obligando a muchas pymes a adelantar las rebajas aún a costa de reducir su margen de beneficio”.

Desnaturalización de las rebajas

El adelanto de la campaña de rebajas y las constantes promociones y descuentos que realizan algunos operadores comerciales “está causando la desnaturalización” del concepto tradicional de rebajas, lo que a su vez “puede suponer el fin de las mismas”, ha advertido la CEC.

“Si no se marcan en el calendario los periodos de rebajas, mucho nos tememos que las próximas rebajas de invierno serán las últimas que podrán considerarse como tales”, ha lamentado la CEC, para la que “el adelanto de la campaña confunde al consumidor e impide que las rebajas cumplan con su objetivo original, que no es otro que vender el stock de temporada”.

En este sentido, la Confederación ha recordado el “grave perjuicio” que supuso el adelanto, a mediados de diciembre, de la última campaña de rebajas de invierno, lo que redujo la rentabilidad de las ventas en Navidad y Reyes, dificultó la posterior venta del stock de la temporada otoño-invierno y rompió la racha de más de dos años de crecimiento ininterrumpido en las ventas del comercio minorista.

El presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, ha destacado “la urgente necesidad de corregir el descontrol de las rebajas” y ha pedido a la Administración pública que “impulse el consenso y el diálogo entre formatos comerciales y marque los periodos de rebajas en el calendario”. En caso contrario, “las rebajas desaparecerán y se perderá una herramienta indispensable para la viabilidad de muchos establecimientos comerciales”, ha añadido.

ICM mayo

En referencia al pasado mes de mayo, el comercio minorista muestra un crecimiento interanual en ventas y empleo del 3,8% y del 2% respectivamente, según refleja el Índice de Comercio al por Menor que este miércoles ha publicado el Instituto Nacional de Estadística.

La Confederación ha valorado positivamente los datos del mes de mayo y ha reiterado su confianza en que el comercio “recupere en breve la senda de crecimiento”, si bien ha apuntado que, “desde enero de 2017, la evolución de las ventas del sector presenta una marcada inestabilidad”.