Estudio CEC | Más de la mitad del pequeño comercio se han visto obligado a solicitar un préstamo

Según un estudio de la Confederación Española de Comercio (CEC), más de la mitad de los establecimientos de comercio minorista, un 52,5%, se han visto obligados a solicitar algún tipo de préstamo a entidades bancarias a consecuencia de la grave crisis económica derivada de la COVID19. Además, tal y como se desprende de los resultados de esta encuesta, en la que han participado 1.875 personas, la mayoría de comerciantes que han iniciado este trámite se han encontrado con dificultades en el proceso; un 32% declara que la tramitación le ha resultado complicada y el 11,3% ha visto rechazada su solicitud. Tan solo un tercio de los encuestados, el 36,3%, afirma no haber tenido problemas con la concesión.

Junto a las dificultades de acceso a la financiación, los costes fijos, como el alquiler, se perfilan como otro de los grandes problemas a los que ha tenido que hacer frente el pequeño comercio. A la pregunta sobre si se ha podido negociar el precio del alquiler ante la situación de cese de actividad, algo más de un tercio de los encuestados (33,7%) descartan esta posibilidad al ser ellos mismos los propietarios del local o tener un préstamo hipotecario con una entidad bancaria; y más de un cuarto de los comercios (26,9%) afirman no haber podido llegar a un acuerdo y han continuado abonando estos costes íntegramente. Frente a ellos, el 11,4% de los comercios afirma haber podido aplazarlo, el 15,2% haber obtenido una rebaja del precio, y por último, el 7,3% haber conseguido la condonación del pago durante este periodo.

Ante esta crítica situación, la venta a distancia se ha presentado como una alternativa para reactivar los negocios durante el estado de alarma, sin embargo, el 68,8% manifiesta no haberla podido realizar. Entre los que sí han realizado este tipo de venta, la gran mayoría ha elegido como vía las aplicaciones de mensajería con un 72,5%, seguida de las redes sociales con un 42,8% y de la página web con un 40,4%. Pese a ello, una abrumadora mayoría, el 91,5%, declaran que la venta a través de estos canales no les ha permitido mantener la facturación.