España, con un máximo histórico en expectativas económicas, muestra una gran prudencia en el gasto

Noticia de Álvaro Gutiérrez publicada en Ecommerce News

Los consumidores españoles, a pesar de liderar las expectativas económicas en Europa e incluso conseguir máximos históricos en algunos indicadores, como los relativos al empleo e ingresos, se sitúan, sin embargo, en las últimas posiciones en cuanto a sus previsiones de gasto. Estas son algunas de las conclusiones del último estudio “Clima de Consumo en Europa”, realizado por la consultora GfK, para el primer trimestre de 2015 en España y otros 14 países europeos.

Las expectativas de gasto de los consumidores españoles han mejorado dos puntos en el último año, no obstante, todavía se sitúan en valores negativos, con una mejora inferior de la esperada. Este ligero incremento de las expectativas de consumo viene determinado por la mejora de las perspectivas sobre nuestra situación económica y sobre el empleo. Sin embargo, no han sido suficientes para que los consumidores se sientan confiados y piensen en hacer compras que supongan un gasto importante.

Alemania por su parte lidera las expectativas de gasto con 63 puntos, a 38 puntos de distancia de Austria que ocupa el segundo lugar con 25 y de Eslovaquia en el tercer puesto con 14. El último lugar lo ocupa Grecia que vuelve a caer 11 puntos y se sitúa en valores muy negativos (-37).

Más optimismo en expectativas económicas y empleo

En contraste con el dato del año pasado, Grecia ha mejorado sus expectativas económicas y por primera vez muestra un indicador positivo de 14 puntos, 46 más que en marzo de 2014.

Sin embargo, todavía está muy lejos del máximo histórico alcanzado por España, que en marzo se ha situado en 41 puntos, una mejora de 18 puntos respecto al mismo mes del año anterior. Nuestro país encabeza la lista y sólo Alemania se acerca a estas cifras con 37 puntos.

Otro de los indicadores que ha alcanzado su mejor valor hasta el momento en España es el de las expectativas de empleo. En este caso, muestra una mejora de 20 puntos desde el año pasado. De entre los países analizados, somos la economía que más ha evolucionado desde que comenzase la medición en 2008, con un aumento de 46 puntos.

Los datos de empleo de los últimos dos meses influyen ligeramente sobre las expectativas del colectivo de desempleados, ya que mejoran sus perspectivas ante la posibilidad de encontrar empleo en un futuro.

En el último año se ha conseguido disminuir hasta el 51%, el número de desempleados que considera poco o nada probable encontrar empleo en los próximos 12 meses. Una cifra extremadamente alta aún, pero 10 puntos porcentuales menos que hace un año.

Estas mejoras en las expectativas de empleo también tienen su reflejo en las previsiones de ingresos. Según los últimos datos publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística), la renta disponible de las familias en España creció el año pasado un 1,4%. Este aumento de la renta disponible de los hogares en España se observa en el indicador de expectativas de ingresos que alcanza, de nuevo, su mejor puntuación y mejora 20 puntos con respecto a marzo del pasado año.

España se mantiene así entre las primeras 4 posiciones, con 21 puntos, entre los 15 países analizados de Europa. Nos superan ampliamente Alemania con 53 puntos, República Checa con 49 y Eslovaquia con 27.  De nuevo, Grecia aporta un dato lleno de optimismo y pasa a formar parte de los países con resultados positivos, al mejorar 36 puntos en el último año, y colocarse en los 7 puntos.