El esfuerzo de los comerciantes no logra contener el fracaso de las rebajas

Las esperanzas que los comerciantes habían puesto en la campaña de rebajas de verano se han visto, una vez más, frustradas. Al menos eso se traduce de los datos de ventas de julio en el comercio minorista, que se han contraído un -0,6% interanual.

Los comercios contaban con una gran cantidad de stock acumulado, principalmente debido a la climatología que retrasó las compras (especialmente en textil) hasta bien entrado junio; pero estas circunstancias no se han traducido en un aumento de la facturación en rebajas, empeorando incluso los datos del pasado verano.

Desde la CEC creemos firmemente que esta situación es resultado de la política de descuentos continuados a lo largo de todo el año por parte de las grandes cadenas; los mayores perjudicados son las pequeñas tiendas multimarca del textil, que no tienen esa capacidad para ofrecer descuentos similares fuera de los períodos de rebajas.

El esfuerzo de los comerciantes no logra contener el fracaso de las #rebajas Clic para tuitear

Las rebajas ya no son atractivas para el consumidor y, en palabras del presidente de la Confederación Española de Comercio, Manuel García-Izquierdo, “estamos obligados a reinventar las rebajas, a hacer que vuelvan a ser atractivas, bien sea mediante su duración, tipo de descuentos… es un debate que debemos llevar a cabo entre los distintos formatos comerciales y la Administración”.

Esfuerzo por parte de los comerciantes

A pesar de la caída de las ventas, la ocupación en comercio aumentó de nuevo ligeramente en el mes de julio (+0,7%), según los datos del ICM publicados por el INE; un claro síntoma del talante optimista del sector y de las esperanzas que habían puesto en esta campaña.

Desde la Confederación Española de Comercio insistimos, además, en que la ralentización del consumo es ya un hecho, debido principalmente a la pérdida de poder adquisitivo.

Manuel García-Izquierdo asegura que “se ha entrado en una dinámica muy peligrosa, y en este contexto el comercio de proximidad logra subsistir, de momento, gracias al esfuerzo de precios a la baja que está haciendo”. Una reducción de márgenes que, advierten, no es sostenible en el tiempo: “si no se toman medidas, está en juego el modelo comercial de España”.

Aún así, el presidente de la CEC espera que el ultimo trimestre sirva para recuperar las cifras en positivo, y muestra su confianza en que “nuestro próximo encuentro con la ministra Reyes Maroto sirva para que se tomen medidas urgentes que reconduzcan esta difícil situación”.