El pago con la tarjeta de crédito supera al uso del cajero automático

Noticia completa en El Economista

La nueva estrategia de comisiones en cajeros automáticos ha favorecido algo que el sector financiero lleva décadas persiguiendo: por vez primera el dinero de plástico se utiliza más para pagar en las tiendas que para sacar efectivo. Las compras abonadas directamente con estos dispositivos ascendieron a 27.816 millones de euros en el primer trimestres, excediendo en un 4,5% a los 26.603 millones extraídos en cash de los terminales.

El hábito de acudir al cajero para sufragar productos o servicios en metálico está arraigado en España, mucho más que en otros países vecinos. Una circunstancia que ha dificultado la penetración de las tarjetas como medio finalista de pago pese a los esfuerzos desplegados por las entidades para incentivarlas ofreciendo incluso descuentos por uso o puntos redimibles por viajes, artículos gourmet o caprichos de decoración, vestuario o regalos.

El auge del comercio electrónico y el acceso a los plásticos de generaciones habituadas a los dispositivos tecnológicos ayuda a diluir esta pertinaz costumbre. Pero la decisión de aplicar entre 0,45 y 2 euros a los no clientes de las máquinas se ha convertido en el catalizador para acelerar la inflexión.