El ICO y otros bancos españoles reciben 450 millones de euros del BEI para financiar flotas de transporte profesional y agrario

El ICO y otras cinco entidades financieras españolas firmaron ayer con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), en presencia de la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel Garcia Tejerina y la ministra de Fomento, Ana Pastor, varios préstamos por un importe total de  450 millones de EUR destinados a financiar la renovación de flotas de transporte terrestre y tractores. El ICO destinará a estos fines el doble del importe del préstamo recibido del BEI.

En el acto han estado presentes además de las dos ministras, el vicepresidente del BEI, Román Escolano, la presidenta del ICO, Irene Garrido, y representantes de las otras entidades financieras firmantes.

Los fondos obtenidos se destinarán a la financiación de pymes y midcaps que respondan a los criterios de elegibilidad del BEI, con el objetivo de financiar inversiones en elementos de transporte terrestre. De esta forma, se pone de manifiesto el compromiso del BEI y el ICO por mejorar el acceso a la financiación de las empresas españolas en unas condiciones favorables, con largos plazos de amortización y tipos de interés competitivos.

La  operación se  ha  realizado en colaboración con los Ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de Fomento, en el marco de los  “Planes de Impulso al Medio Ambiente” – (PIMA) “.

En particular, los bancos firmantes,  ICO, BBVA, Banco Santander, Bankinter, Banco Sabadell y CaixaBank, destinarán los fondos principalmente a facilitar financiación para la renovación de vehículos de transporte profesional por carretera y para  uso agrario (camiones, autobuses, furgonetas y  tractores), lo que redundará en importantes mejoras en materia de seguridad, así como en un mejor rendimiento de las flotas, incluyendo reducciones importantes en las emisiones que repercutirá positivamente en el medioambiente.

Con este préstamo se constata el apoyo que nuevamente proporcionan conjuntamente el BEI y el ICO  para seguir mejorando la financiación de las pequeñas y medianas empresas españolas, que a su vez servirá para dar un mayor impulso a la ya iniciada recuperación de la economía española.