El ICO duplica hasta septiembre su financiación a pymes y autónomos

Publicado en ABC

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) ha concedido 16.200 millones de euros en créditos a pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos en los nueve primeros meses del año, lo que supone duplicar la cifra facilitada en el mismo periodo de 2013.

Así lo ha señalado hoy la presidenta del ICO, Irene Garrido, en la presentación del estudio «Situación actual y retos de futuro de las pymes españolas», donde ha concretado que la cifra se corresponde con unas 223.000 operaciones y confirma la reactivación del crédito en España. Además, tal y como ha explicado, las operaciones de menos de 25.000 euros han representado el 52% del total y los créditos concedidos a las micropymes han aumentado hasta el 62%.

En el mismo acto, el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito, ha subrayado que el tamaño de las pymes españolas es más pequeño que el de la media de la UE. «A mayor tamaño, más gasto en I+D y más internacionalización».

También ha enumerado las razones por las que las pymes han sido las más perjudicadas por la crisis: su fuerte dependencia de los créditos bancarios -«antes de la crisis prestaban dinero incluso a quien no lo necesitaba y ahora no lo prestan a quien lo necesita, dijo»-, la imperfección del mercado de trabajo, gran dependencia del mercado interior y de las administraciones públicas y elevados costes en la apertura de las empresas y de los gastos energéticos.

Asimismo, apuntó que la estructura impositiva penaliza a las pymes ya que «son muy elevados el impuesto de Sociedades y las cotizaciones de los empresarios a la Seguridad Social».

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, ha pedido una política fiscal que impulse la actividad, aumentar la financiación alternativa a los bancos, continuar con la internacionalización y mantener los costes laborales. También denunció la morosidad de las administraciones públicas, «que tardan una media de 80 días en pagar cuando la ley estipula 60 días como máximo». Y calificó de «injusta e indiscriminada» la falta de crédito a pymes y familias.

Recuperar a los aprendices

La nota anecdótica la puso el empresario asturiano José Antonio Hevia, cuya espontánea intervención fue la más aplaudida por los presentes. Criticó el actual sistema de formación y pidió la recuperación de la figura del aprendiz. Tras afirmar que «tenenos una juventud triste», dijo que el aprendiz «tiene que empezar joven y que gane poco el primer año; no tiene que ganar 800 euros. Después se le pagará más y al tercer año se lo rifarán las empresas»