El día de rebajas en internet prevé alcanzar los 600.000 usuarios

El Economista

El día de rebajas en Internet, conocido como Ciberlunes o “eDay”, celebra en España su cuarta edición mañana, en la que se prevé la participación de 270 marcas que buscan promover el comercio electrónico en el país y, ante todo, fomentar el consumo y atraer unos 600.000 usuarios.

María José Mayor, consejera delegada de eWorld -la plataforma que gestiona las ofertas de las distintas empresas durante este día-, señala en una entrevista que, en esta edición, el número de usuarios seguirá creciendo hasta alcanzar los 600.000, un 36% más respecto al “eDay” celebrado el pasado diciembre.

En cuanto a la cifra total de ventas, apunta la dificultad para facilitarla con seguridad porque muchas de las empresas que colaboran en el evento se muestran reacias a comunicar su facturación durante el mismo.

En esta ocasión, el Ciberlunes registrará un menor número de ofertas pero descuentos más pronunciados que llegarán hasta el 80%, aunque la rebaja media que realizarán las marcas -entre las que se encuentran Air France, Custo, Pepe Jeans o HP- se situará en torno al 40%.

María José Mayor afirma que este tipo de eventos han favorecido la aproximación de los consumidores al comercio electrónico, un sector que está creciendo en España gracias a que las nuevas tecnologías se están acercando cada vez más a los ciudadanos, en especial los más jóvenes.

Por ejemplo, durante la pasada edición de diciembre, el 34% de las adquisiciones se realizaron mediante teléfonos móviles.

Mayor considera que las ediciones de junio y diciembre están muy equiparadas, ya que mientras que esta última coincide con la campaña de Navidad, la primera lo hace con el inicio de las vacaciones de verano y el “cambio de armario”.

Asimismo, afirma que las franjas horarias en las que más compras se realizan suelen ser mediodía, coincidiendo con el descanso para comer de las empresas, y las 9 de la noche.

La coordinadora del “eDay”, que se celebra en España desde el año 2012 (una vez ese año y dos en 2013), cree que pese a los buenos resultados, la diferencia con Estados Unidos, donde surgió la iniciativa en 2005, es “incomparable”, ya que allí llegan a facturar más de 350.000 euros por minuto gracias, sobre todo, a la familiaridad que existe con las compras por internet.

En esta edición, parte de lo recaudado se destinará a la Fundación Rosa Oriol, que ayuda a familias en riesgo de exclusión social, en concreto, a su plataforma de alimentos, aunque la cantidad que donarán dependerá de las cifras finales del evento, según apunta Mayor.