El desplome de las ventas ahonda la crisis en el pequeño y mediano comercio