El comercio pisa el acelerador

Reportaje de Raúl Salgado para el diario La Razón en el que hemos colaborado

[…]

El comercio minorista cerró el año con un aumento de ventas de entre el 5 y el 6%, y la creación de 45.000 nuevos empleos. Y, tras la Navidad –época en la que se acumula cerca del 20% de la caja anual–, las expectativas para la campaña de rebajas resultan de lo más halagüeñas. Pedro Campo, vice- presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), espera que la facturación en este periodo se incremente en torno al 6% con respecto a la del ejercicio pasado. Aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo, ya que los descensos durante los últimos siete años han sido muy acusados, pero no cabe duda de que el ejercicio pasado fue el mejor para el sector desde el estallido de la crisis. Así, el cambio de tendencia que se inició en 2013 parece consolidarse. No obstante, 2016 será crucial para afrontar el impulso definitivo de la reactivación del consumo. Aunque la confianza de los consumidores se encuentre en máximos, los comerciantes aguardan con prudencia y cautela, pero han admitido tener muchas esperanzas al percibir una gran afluencia a los establecimientos. Prueba de ello, el equipamiento para el hogar, que tras sufrir descensos de ventas próximos al 70% desde 2007, comienza a levantar cabeza.

Campo recuerda el enorme esfuerzo que han debido acometer los pequeños comerciantes, que en muchos casos se han visto obligados a hipotecar sus propios patrimonios para lograr la supervivencia de sus negocios. «Somos el sector que menos empleo ha destruido. Hemos estado en el límite de lo que podíamos soportar y 2016 será totalmente decisivo». Desde CEC piden responsabilidad a todos los partidos políticos para apuntalar la recuperación del consumo, ya que la inestabilidad podría pasar factura. Si bien Campo sostiene que el comercio es un segundo vagón, y no del tractor, afirma que los grandes sectores deben tener confianza para invertir, crear puestos de trabajo y permitir que la cadena se mueva. «A diferencia de otros, somos muy dinámicos. En cuanto se incrementan las ventas, estamos contratando. Pero necesitamos tranquilidad. Los políticos deben pensar en ello y trabajar por el bien común», apostilla.

La Razón_CEC_El comercio pisa el acelerador