El comercio electrónico movió 20.000 millones de euros en España en 2015

Noticia publicada en el diario Cinco Días

Representa un incremento del 20% respecto al ejercicio anterior, según las previsiones de cierre que maneja la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital)

“Ha sido un año muy bueno. Durante la crisis, el comercio electrónico se ha comportado muy bien y ahora que salimos de ella, los incrementos interanuales van a ser mayores”, ha explicado en una entrevista con Efe el director general de Adigital, José Luis Zimmermann.

Con estas cifras, España se sitúa como la cuarta potencia europea en términos de comercio electrónico, por detrás del Reino Unido, Alemania y Francia. No obstante, la venta online en España aun está muy alejada de los datos de estos países. En Reino Unido, el ecommerce mueve anualmente 90.000 millones; en Alemania, 80.000 millones y en Francia, 50.000 millones.

Por sectores, el de viajes y turismo sigue concentrando el mayor volumen del negocio del comercio electrónico, con el 45 % del total, aunque respecto a años anteriores cede terreno en favor de otros segmentos como el de moda o el de los contenidos que ya copan, cada uno, el 8 %.

Según Zimmermann, uno de los sectores que más está creciendo es el de alimentación, al que hasta ahora parecía resistírsele la venta vía internet.

Sin embargo, la irrupción de “jugadores” que ofrecen nuevos servicios, como, por ejemplo, hacerte la compra y llevártela donde tú quieras en unas horas; o poder comprar directamente a los productores prescindiendo de intermediarios están dinamizando las ventas, ha añadido Zimmermann, quien ha apuntado que estas tendencias se extenderán también a otros productos en el futuro.

En el pasado, ayudaron al auge del comercio electrónico la proliferación de los “clubes de ventas”, tipo Privalia o Vente-Privée, así como la apuesta de grupos como Inditex (Zara) por vender a través de internet.

La irrupción de Amazon, que actualmente lidera el mercado, también marcó un antes y un después en el comercio electrónico en España, según Zimmermann, quien ha subrayado que su desembarco en el país ha empujado a otros operadores, como, por ejemplo, El Corte Inglés, a entender que internet es algo estratégico y no sólo un canal más de venta.

En los próximos años, también cobrarán protagonismo los grandes actores chinos, como Alibabá o su enseña Aliexprés, que ya mueven millones en España a pesar de no tener presencia física -almacenes ni oficinas- y que en el futuro más próximo no competirán únicamente en precios.

Preguntado por la posibilidad de que surja un “Amazon español”, el director de Adigital se ha mostrado escéptico, sobre todo mientras en Europa no se armonicen normativas y fiscalidad y si en España se sigue sin aportar por la innovación desde el sector público.
Zimmermann ha abogado también por facilitar que las empresas puedan atraer y retener al talento porque, en caso contrario, las firmas internacionales no vendrán a España y se corre el riesgo de que las nacionales se vayan fuera.

En este sentido, ha considerado fundamental que las compañías, sobre todo las emergentes o “start up”, puedan incentivar a sus trabajadores haciéndoles partícipes del capital vía planes de opciones, algo que fiscalmente no resulta atractivo en la actualidad.

En España, los beneficiarios de opciones sobre acciones comienzan a tributar en ellas desde el mismo momento en que las reciben, mientras que en otros países pagan cuando las ejercitan y en otros incluso sólo cuando venden las acciones con plusvalías, ha lamentado.