El 98% de los consumidores afirma que reduciría su consumo en caso de subirse el IVA

• La subida del IVA reducido tendría un impacto directo en el bolsillo del consumidor
• Los productos gravados al 10% suponen más del 64% del total del gasto de los hogares en alimentación, y en la lista figuran productos básicos de la cesta de la compra
• En la práctica, una reclasificación del IVA reducido (10%) al 21% es un aumento del IVA a productos y servicios básicos
• La medida pondría en peligro la recuperación económica y la generación de empleo
Nota de prensa conjunta de CEC, ANGED, ASEDAS, ACES, FIAB, AECOC, FEHR, FEHRCAREM y Cooperativas Agroalimentarias