Diálogo y consenso para alcanzar un modelo de equilibrio comercial

Artículo original publicado en El Mundo edición Valencia

La apertura comercial en domingo y festivos siempre ha sido motivo de controversia en todas las legislaturas y supone un escollo para el sector, en tanto en cuanto no sólo impacta directamente en el comercio, sino también en los ciudadanos, dado que todos somos consumidores, así como en el ejercicio de la actividad profesional desarrollada por los trabajadores del ámbito comercial con una repercusión directa en materia de conciliación familiar.

Desde la patronal autonómica del comercio, la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano (CECOVAL) consideramos que la constante polémica de los horarios comerciales genera entre los clientes una situación de insatisfacción, inseguridad e incertidumbre, al tiempo que impide al sector poder avanzar en otras cuestiones, no menos prioritarias, que permitan favorecer un modelo de comercio más innovador, excelente, competitivo y de vanguardia.

Por nuestra parte, siempre hemos apostado por el diálogo y el consenso, con todos los agentes implicados, haciendo constar esta petición a la Administración, desde el primer momento de la aprobación de la normativa estatal de la declaración ZGAT, para así poder llegar a un modelo de equilibrio entre formatos, que se ajuste a las necesidades reales de los consumidores, atendiendo a nuestro carácter mediterráneo y nuestros hábitos de compra.

Esta solicitud de interlocución no fue atendida en la pasada legislatura, por lo que la decisión de la declaración de las ZGAT a nuestro juicio fue arbitraria, dado que no contó con los estudios e informes que avalaran el exceso de turistas, principio fundamental del espíritu de la norma, ni con el acuerdo conjunto de los representantes afectados. Por tanto, seguimos insistiendo en la necesidad de la vía por el diálogo, para así poder zanjar definitivamente esta cuestión y destinar más esfuerzos a la consecución de una mayor competitividad e innovación empresarial.

Fundamentalmente defendemos un modelo comercial en equilibrio, con una oferta amplia y variada para el cliente, coherente y competitiva, que coincida con nuestra forma de vida mediterránea, que apueste por la riqueza de nuestros productos, por la especialización y por la atención y servicio personalizado.

Desde CECOVAL, nos congratulamos de la decisión adoptada en la pasada reunión del Observatorio de Comercio, que propició la creación de una comisión de trabajo, para poder debatir y acordar propuestas, que contribuyan al consenso en materia de horarios. La Confederación considera una opción que puede favorecer la adopción de una decisión definitiva, que ponga fin a una controversia, que se está prolongando en exceso en el tiempo, y que consideramos que no beneficia ni a empresarios ni a consumidores.

En este sentido, reclamamos seguridad jurídica, firmeza y solidez en cuantas actuaciones afecten directamente al sector del comercio, asegurando el cumplimiento de los requisitos y criterios jurídicos, estipulados y exigidos, evitando así entrar en un procedimiento ambiguo, que provoca confusión y repercute negativamente en el ejercicio de la actividad comercial.

Debemos ser coherentes con la normativa estatal, que obliga a ciudades con unas determinadas características a declarar al menos una zona de gran afluencia turística (ZGAT), con el fin de satisfacer a un cliente, que es foráneo, y por tanto no es un cliente habitual, por lo que debemos hacer coincidir el espíritu de la ley, adecuándolo a los parámetros que verdaderamente determinan esa cualificación.

Por nuestra parte, siempre hemos apelado a la prudencia a la hora de tomar decisiones que afecten al sector y hemos reclamado la garantía del pleno cumplimiento del espíritu de la normativa estatal, que reza que la declaración de zona de gran afluencia turística atiende a satisfacer la única necesidad de cubrir la atención del turista potencial en festivos y no del consumidor local.

Actualmente, nos encontramos en una situación de arranque de la economía, en la que el comercio tiene una gran importancia, ya que es un sector avanzado y locomotor para el desarrollo de la actividad empresarial y del impulso del empleo. Es por ello que la toma de decisiones, deben ser analizadas y consensuadas conjuntamente con todos los representantes y agentes del sector implicados, hecho que contribuirá a la generación de un entorno estable para el comercio.

Tenemos esperanzas en poder adoptar una solución, que pueda ser definitiva y prolongada en el tiempo, para de este modo crear un clima de confianza, ello dependerá de la solidez y la voluntad demostrada a través del consenso del sector. En CECOVAL siempre hemos demostrado la capacidad y compromiso para el diálogo, siempre defendiendo los intereses del comercio y garantizando una situación de equilibrio y estabilidad comercial.

Isabel Cosme Rodríguez

Presidenta de CECOVAL y vicepresidenta de CEC