¿Cuánto tiempo destina el consumidor a hacer la compra?

Publicado en InfoRetail

El 40% de los consumidores europeos ha reducido el tiempo dedicado a la compra en tiendas físicas, mientras que uno de cada dos lo ha aumentado para las compras online, según revela El Observatorio Cetelem de Consumo Europa 2015.

Esta circunstancia se da en todas las categorías de consumidores, independientemente de la evolución de su situación financiera o de sus dificultades de poder de compra.

Los europeos evidencian una voluntad de dedicar más tiempo al consumo, lo que se puede advertir especialmente en las compras online. La intención de destinar más tiempo a buscar e informarse en la red antes de comprar se coloca a la cabeza en las disposiciones de los europeos: el 30% de los consumidores en tienda y el 40% de los usuarios online están muy conformes con esta postura.

El informe de Cetelem destaca que si se combinan los datos del tiempo dedicado a las compras físicas y el dedicado al consumo online se observa que la cantidad de consumidores que han aumentado el tiempo dedicado a adquirir productos/servicios es superior al de que aquellos que lo han reducido.

No obstante, hay que recordar que un 23% de los consumidores ha acentuado su tiempo en internet disminuyendo el tiempo en tiendas, lo que en la práctica es sinónimo de continuidad en la situación general.

Así, se puede concluir que dos de cada diez consumidores pasan menos tiempo comprando, cinco se han mantenido estables (de los que aproximadamente la mitad da preferencia a la compra online); y tres destinan un periodo mayor a las compras de cualquier tipo.

Si se realiza una clasificación de los tipos de consumidores y su manera de gestionar el tiempo son tres los tipos: los que reducen el tiempo dedicado a las compras (por diversas circunstancias), los que mantienen el mismo tiempo y los consumidores independientes.

Si se trata de reducir el consumo son dos las principales estrategias: o bien disminuir el tiempo empleado en consumir (uno de cada dos europeos) o “cazar” las buenas ofertas y reflexionar más antes de cada compra, lo que origina que prácticamente uno de cada dos compradores aumente su tiempo en internet a pesar de consumir menos.

Los pertenecientes a la segunda categoría llevan a cabo, en su mayoría, una restructuración: el 50% aumenta el tiempo en internet y el 20% realiza visitas de menor duración a las tiendas. Por su parte, entre los independientes, son 2 de cada 3 los que invierten más tiempo en las compras.

“En general, lo que se puede extraer es que internet gana terreno progresivamente”, subrayan desde Cetelem. “Una mejora del poder de compra conduce al aumento de tiempo dedicado a consumir en Internet; y si el aumento es fuerte el efecto se dejará ver también en las tiendas. Mientras que la disminución del poder adquisitivo se traduce en una mayor reflexión y tiempo dedicado a la adquisición de nuevos productos, lo que se ve favorecido por el comercio online”, añaden.