Bruselas recomienda a España asegurar un periodo eficaz de devolución del IVA

La Comisión Europea (CE) ha recomendado a España y a otros Estados miembros de la Unión Europea (UE) que garantice un periodo eficaz de entre 30 y 45 días para la devolución del IVA, según un informe publicado hoy por el Ejecutivo comunitario.
Artículo
 publicado en el diario Expansión.

“Se espera todavía de algunos Estados miembros que garanticen un periodo estándar eficaz para la devolución del IVA de entre 30 y 45 días”, señala la CE en el documento, en el que hace referencia a Austria, Bélgica, Grecia, España, Chipre, Finlandia, Italia, Luxemburgo, Malta y Suecia.

Además, recomienda encarecidamente a los países miembros que investiguen la eficacia de sus sistemas de pago de intereses y de penalizaciones por la presentación con retraso o el no registro y el pago del IVA, según consta en el séptimo informe de la Comisión sobre la recaudación y los procedimientos de control del IVA.

El Ejecutivo comunitario, que ha enviado el informe al Consejo y al Parlamento Europeo (PE), también menciona a España en otro apartado, junto con otros Estados miembros.

En concreto, recuerda a España, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, la República Checa, Alemania, Finlandia, Francia, Italia, Luxemburgo, Latvia, Malta, Holanda, Polonia, Portugal, Rumanía, Suecia, Eslovenia y Eslovaquia que todavía tienen que implementar “un enfoque sistemático para vigilar la presentación con retraso o no presentación del pago del IVA”.

La CE considera que estos enfoques deben centrarse en “procesos automáticos tales como recordatorios automáticos y cálculos inmediatos estimados en caso de la no presentación”.

En el informe, la CE afirma que desde el comienzo de la recesión y la crisis financiera en 2008 las pérdidas de recaudación del IVA han aumentado y se sitúan en torno al 1,5 % del PIB de la UE de los veintiséis en 2011 (no incluye a Chipre debido a la revisión de sus estadísticas nacionales, ni a Croacia, que entró en la Unión el pasado julio).

En el caso de España, las pérdidas se sitúan para ese mismo año en 15.197 millones de euros, el 1,4 % del PIB, según un estudio anterior presentado por la CE.

Durante el periodo 2000-2011, la brecha media entre lo que podría haberse recaudado y lo que efectivamente se ingresó por IVA se situó en el 12 %, según el mismo documento.