El aumento de las ventas en el mes de julio da un respiro al comercio de proximidad

Tras muchos meses de datos desesperanzadores, las ventas este mes de julio han disparado su crecimiento hasta un 4,7% interanual, según el índice del Comercio Minorista (ICM) que ha publicado hoy el INE.

Sin embargo, y siguiendo con la tónica ya habitual en estos últimos meses, el pequeño y mediano comercio es el que menos crecimiento ha experimentado, un 2,9% (muy cerca de la previsión del 3% de la Confederación Española de Comercio) frente a las subidas mucho mayores de las pequeñas cadenas (4,8%), grandes cadenas (7%) y grandes superficies (5%).

A pesar de los buenos datos del pasado mes, desde la CEC seguimos insistiendo en la precaria situación del comercio de proximidad, formado en un 95% por autónomos, que se ven abocados a estrechar sus márgenes durante todo el año frente a la dura competencia del ecommerce y las rebajas continuadas.

El aumento de las #ventas en el mes de julio da un respiro al #comercio de proximidad Clic para tuitear

De hecho, cada vez un mayor número de estos autónomos se ven abocados al cierre de sus negocios, una caída que se va acentuando año tras año. Así, si nos fijamos tan solo en el comercio minorista (y tomando como referencia las afiliaciones a enero de cada año), en tan solo cinco años ha habido una pérdida de 31.680 comerciantes autónomos, en una progresión ascendente que tan solo ha frenado ligeramente en el último año: en 2016 la cifra de autónomos de comercio disminuyó en -2.698 personas respecto a la de enero de 2015; -6.804 en 2017; -11.926 en 2018; y finalmente, en enero de 2019 se registró un descenso interanual de -10.252 comerciantes autónomos.

El comercio, pilar del empleo en España

El comercio minorista siempre ha sido un pilar fundamental del empleo en España, con dos millones de afiliados en España entre el régimen general y el de autónomos, de los cuales más de la mitad son mujeres.

Por eso, y según señala el presidente de la Confederación Española de Comercio, Pedro Campo, se entiende aún menos la ‘inacción’ de las Administraciones: “Las consecuencias de la liberalización de los períodos de rebajas, el ecommerce, los cambios de hábitos de los consumidores y la competencia desleal son palpables. La pérdida de cuota de mercado es cada vez más evidente, y el empleo en comercio lleva varios años registrando pérdidas ‘históricas’. ¿Cuántos datos negativos históricos sobre el sector se tienen que producir para que se adopten medidas?”.

Unas medidas que, según afirma el presidente de la CEC, deben ir fundamentalmente en la línea del fomento de la competitividad y la digitalización del pequeño y mediano comercio, actualmente en desventaja con respecto a otros formatos comerciales.

Por este motivo, la CEC insiste en la necesidad de formación de un nuevo Gobierno a la mayor brevedad posible, en la línea de lo que ha apuntado la Ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, esta misma semana.

Entre las medidas más urgentes, consideramos imprescindible que se reabra el debate sobre la regulación de las rebajas, y que los instrumentos que se han puesto en marcha para avanzar en la digitalización del sector y luchar contra el intrusismo se traduzcan en soluciones y apoyos concretos a nuestros comerciantes.