Arrancan las rebajas de verano más optimistas desde 2007

Artículo de Laura Salces publicado en el diario Cinco Días

El tradicional pistoletazo de salida para las rebajas de verano 2014 tuvo lugar ayer, pese a que desde julio de 2012 existe la liberalización del comercio, que conllevó la eliminación de las restricciones para los periodos de descuento. Sin embargo, las grandes superficies comerciales y algunos comercios de proximidad iniciaron ayer una campaña de descuentos con la que el sector de la distribución confía en poner un punto y final “suave” a la crisis económica.

Según las previsiones de la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), cada español gastará en estas rebajas 76 euros de media, cuatro euros más que en el mismo periodo de 2013, aunque serán las comunidades de Madrid, Cataluña, País Vasco y Valencia, las de mayor capacidad adquisitiva, las que más gasten. Ropa y calzado se mantienen como los productos más demandados. Así, el comercio textil prevé facturar 2.700 millones de euros durante esta campaña de rebajas, un 3,5% más que hace un año, según datos de la Asociación de Comercio Textil y Complementos (Acotex), que cifra el alza de sus ventas en hasta un 4% a cierre de año.

Fuentes de la patronal de la gran distribución, Anged, que agrupa a empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Alcampo, estimaron que en el primer día de las rebajas sus establecimientos recibieron cuatro millones de visitantes gracias a unos descuentos de hasta el 60%, principalmente en moda y textil. Es el caso de El Corte Inglés, que ayer arrancó sus rebajas con unos precios hasta un 60% más baratos. El grupo aseguró que tiene “unas buenas perspectivas” para este periodo en el que, según aclaró, ofrecerá “descuentos muy agresivos desde el primer día”.

Manuel García-Izquierdo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), quiso quitar importancia a la época de rebajas y remarcó la necesidad de ver la evolución de las ventas en el segundo semestre del año. El directivo se mostró confiado en que estos seis meses tengan un comportamiento “más positivo que el del segundo semestre de 2013”. “Llevamos siete años hablando en negativo y la tendencia es que el año termine mejor que el anterior, lo que va a ser casi histórico, porque llevamos desde 2007 con caídas en la facturación del sector”, precisó. En la misma línea, Borja Oria, presidente de Acotex, cree que el sector textil pueda cerrar 2014 en positivo por primera vez desde el inicio de la crisis y recordó que las ventas con descuento suponen ya el 40% de la facturación anual, frente al 25% que representaban hace unos años.

García-Izquierdo destacó además la importancia de que en la segunda mitad del año el índice de confianza del consumidor siga subiendo, que el empleo siga recuperándose y que se termine “el miedo a consumir”. Miguel Ángel Fraile, secretario general de la Confederación de Comercio de Cataluña (CCC), confía en que el sector cierre el año con una subida del 2% en sus ventas, después de que en 2013 cayeran un 4%. Fraile insistió además en que a partir de ahora “no se va a cerrar ningún comercio más por la crisis, será por la competencia, pero no por la crisis”.

El ‘e-commerce’ sigue al alza
Desde la Asociación Española de la Economía Digital, Adigital, su director general José Luis Zimmerman, apuntó que el comercio digital crecerá entre el 25% y el 30% en este periodo de rebajas. Mientras que prevé que el e-commerce crezca más de un 15% en 2014, un porcentaje muy superior al del comercio tradicional, dado que “cada vez hay más oferta online y mayor demanda por parte de los consumidores”. Amazon, por ejemplo, ofrece desde ayer descuentos de hasta el 40% en ropa y zapatos. Una iniciativa que realiza por primera vez desde que lanzara su tienda de moda en mayo y que se suma además a las rebajas de hasta el 30% joyería y relojes.

Mayor protección en las compras por internet
El pasado 13 de junio entró en vigor la nueva ley de derechos de los consumidores que afecta especialmente al comercio electrónico. Así, el derecho de desistimiento se ha ampliado de siete días hábiles a 14 naturales, elevando el plazo para que el usuario puede devolver o cancelar un pedido. Además, la reforma establece que si el consumidor no es informado sobre su derecho, el plazo se extiende a 12 meses desde la fecha de expiración inicial.

La nueva norma obliga también a que el consumidor tenga que aceptar el precio final de la operación antes de que concluya la transacción.

Los cambios en la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios buscan evitar además que el usuario sufra recargos por el abono con determinados medios de pago, como tarjetas de débito o crédito, impidiendo al empresario el cobro de cargos que excedan el coste soportado por estos por el uso de esos medios de pago.

Las asociaciones de consumidores recordaron ayer que los descuentos ofertados no deben implicar una merma en la calidad de los productos. Así, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) declaró que es una época en la que “se recortan los precios, pero no los derechos de los consumidores”. La OCU ha realizado para estas fechas un decálogo con consejos para los consumidores como la necesidad de hacer un listado de las necesidades para evitar compras impulsivas, que las etiquetas deben mostrar el precio original junto al rebajado, o indicar de forma clara el porcentaje del descuento. La asociación insta también a que los usuarios conserven el recibo o la factura simplificada de las compras, por si se necesitan para cualquier reclamación o cambio. Y recuerda que en caso de algún problema se puede solicitar una hoja de reclamación.