El año 2016, decisivo para el comercio

La Confederación Española de Comercio (CEC) considera que el año 2015 ha consolidado el cambio de tendencia del consumo y las ventas, tras siete años de crisis con el consiguiente derrumbe de la actividad comercial. Un contexto ante el que su presidente, Manuel García-Izquierdo, quiere llamar la atención: “Ahora tenemos por delante un reto mayor, lograr que 2016 sea el año de la reactivación definitiva del consumo y con ella, la del sector. Hemos demostrado ser un motor estratégico para la economía, que reacciona rápidamente a los cambios, pero necesitamos estabilidad política y social”, demanda.

Llamada de atención del presidente de CEC a la vista de las primeras estimaciones de los comerciantes sobre los resultados de ventas realizadas en rebajas en este mes, cuyo impacto apenas habría durado siete días. “Debemos evitar situaciones de incertidumbre que afecten a la confianza de nuestros consumidores y que puedan romper esta dinámica de crecimiento que venimos observando”, explica Manuel García-Izquierdo, quien hace un llamamiento “a la responsabilidad y máximo diálogo a todos los partidos políticos con representación en el Parlamento tras las últimas elecciones, para que la formación de Gobierno se desarrolle en el marco de normalidad y madurez democrática que corresponde a nuestro país”, y evite así situaciones de inestabilidad o incertidumbre para la ciudadanía.

Estamos asistiendo a un cambio de ciclo que afecta a todos los estamentos y sectores, así como a la política. Es el momento de establecer las bases donde ese futuro se asiente y para ello, necesitamos que nuestros representantes políticos dejen a un lado los intereses personales y/o partidistas y antepongan los del país”, concluye Manuel García-Izquierdo.