Alberto Arranz: “Apoyamos plenamente que se luche contra la venta con pérdida, como una forma más de competencia desleal”

Nuestro vicepresidente, Alberto Arranz, participa en un reportaje de Eladio Meizoso para la Cadena Ser sobre la venta a pérdida.

 

Tres autonomías sancionan ya al comercio que practica la venta con pérdida

Algunas comunidades autónomas están empezando a multar a establecimientos y cadenas comerciales por la llamada “venta con pérdida”: la venta de productos reclamo con precios de venta al público por debajo del pagado al proveedor; es decir, vender productos por debajo de su coste.

Tres de esas comunidades —Murcia, Cantabria y Cataluña— ofrecen ya sus datos al respecto. La Generalitat de Catalunya, según fuentes oficiales, ha impuesto multas por 360.000 euros en 18 expedientes, a razón de 20.000 euros cada uno.

Murcia inició el año pasado 40 expedientes sancionadores, pero no aclara cuántas multas ha impuesto. La Unión de Pequeños Agricultores dice que, solo por sus denuncias, el gobierno murciano impuso en 2014 ocho sanciones a grandes cadenas de distribución, además de sanciones anteriores de origen distinto a otros establecimientos de menor entidad.

Y Cantabria da cuenta de una multa de 81.000 euros a otra gran distribuidora. Pero el tribunal superior autonómico la ha rebajado de forma sustancial, a 4.500 euros.

Compro a 1 y vendo a 0,75

Algunos ejemplos de las prácticas comerciales sancionadas: aceite de oliva comprado por la tienda a 2,28 euros y vendido al público a 1,95. Leche comprada a 1,30 y vendida a 1,23. Atún comprado a 1,47 y vendido a 1,19. Azúcar comprado a 1,01, y vendido a 0,75 euros. Y así, muchos más casos.

Esta competencia desleal afecta, por una parte, a agricultores y ganaderos. Lorenzo Ramos es secretario general de UPA —organización muy activa en la denuncia de estas prácticas comerciales— y señala que “la venta con pérdidas introduce una presión añadida sobre los precios en origen: los que pagan las industrias o las propias cadenas de distribución a agricultores y ganaderos, hasta llegar a situarlos —insiste— por debajo de los costes de producción”.

Pero afecta también al resto del comercio, al que roban clientela con esos reclamos los que practican la venta con pérdida. Así que Alberto Arranz, de la Confederación Española de Comercio —que agrupa a pequeños comerciantes de alimentación—, lo tiene claro: “Apoyamos plenamente que se luche contra la venta con pérdida, como una forma más de competencia desleal”.

Comunidades que se inhiben

Pero no todos los gobiernos regionales están tomando cartas en el asunto. La Cadena SER solo ha podido documentar los tres casos citados: Murcia, Cantabria y Cataluña.

Ramos no ve bien la inhibición de las demás comunidades la Confederación de Comercio: “Es algo que nos afecta a todos y entendemos que la Administración debe actuar en estos casos”.

UPA valora a las que ya actúan, pero critica la escasa cuantía de las sanciones ya impuestas y que las demás autonomías no muestren el mismo celo: “Las sanciones que se han impuesto son mínimas, pero por algo hay que empezar, y ojalá todas las comunidades tomasen parte activa en este asunto”. Con ese fin esta organización agraria ha pedido a la ministra de agricultura que convoque una conferencia sectorial para implicar a todas las comunidades autónomas en el control de estas infracciones.